La multinacional Iberian Lube Base Oils Company, S.A. (ILBOC) y la Asociación para la Custodia del Territorio (ACUDE) están colaborando en la conservación de las poblaciones silvestres de tortuga mora (Testudo graeca graeca) en la Sierra de la Carrasquilla, diputación de Purias (Lorca).

En el marco del convenio de colaboración firmado entre ambas entidades, se están desarrollando diversas acciones de manejo del medio, en parcelas legalmente no protegidas de ese espacio natural pero que tienen tortugas silvestres, con objeto de mejorar la conservación de su hábitat y de la diversidad biológica, contribuyendo al mismo tiempo a luchar contra el Cambio Climático.

De entre las actuaciones que se están realizando destaca la reforestación con árboles y arbustos autóctonos que sirven de sumidero de carbono e incrementan la biodiversidad, ya que generan espacios idóneos para la flora y la fauna, frenan la erosión del suelo y la pérdida de suelo fértil, ayudando a combatir la sequía y favoreciendo la recarga de los acuíferos, entre otros beneficios ambientales y sociales.

Hasta la fecha y en el marco de esta colaboración se han plantado, principalmente en cultivos abandonados y laderas degradadas, más de un millar de árboles y arbustos de especies autóctonas, como lentiscos, aladiernos, acebuches, madroños y sabinas, entre otras.

Además de la plantación de árboles y arbustos, se están sembrando parcelas con cereales, lo que fomenta las poblaciones de fauna al aportar recursos alimenticios complementarios para herbívoros silvestres como la tortuga mora, el conejo de monte, la perdiz roja y otras especies que comparten el hábitat de las tortugas, favoreciendo la diversificación del paisaje aumentando su calidad al crear un mosaico entre la vegetación natural.

También se están realizando otras acciones, como la construcción de charcas para la reproducción de anfibios y para que la fauna silvestre disponga de agua para beber en épocas de escasez, instalando refugios de piedra para pequeños animales y recuperando albarradas o muros de piedra seca que constituyen espacios ideales para reptiles, anfibios, micromamíferos e invertebrados y cuya construcción en 2018 fue declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO.

ILBOC está comprometida con la sostenibilidad y la responsabilidad social corporativa, destacando, entre otros frentes, la conservación de la biodiversidad y el contribuir a limitar el incremento de la temperatura global del planeta, y por lo tanto el Cambio Climático, habiendo fijado el objetivo de reducir las emisiones de CO2. Esta empresa colabora anualmente con organizaciones conservacionistas de la Región en la ejecución de proyectos de preservación de la biodiversidad y lucha contra el Cambio Climático.

ACUDE considera fundamental el compromiso de las empresas con el desarrollo sostenible y con la conservación del capital natural, que supone integrarlos en la política y gestión empresarial, poniendo en valor la contribución de las empresas a la conservación del patrimonio natural canalizando financiación privada para conservar la biodiversidad.

https://www.elclickverde.com/blog/m%C3%A1s-de-un-millar-de-%C3%A1rboles-y-arbustos-aut%C3%B3ctonos-para-ayudar-la-tortuga-mora

https://cadenaser.com/emisora/2019/12/09/radio_lorca/1575899513_212258.html

 

Reforestando un bancal abandonado

Colocando protector forestal antiherbívoros

Lentiscos en alveolo forestal preparados para su plantación

Sembrando bancales

Una de las cuatro charcas instaladas

Sencillo refugio de piedras para pequeños animales (anfibios, reptiles, mamíferos, artrópodos, etc.). Se han preparado seis en el marco del proyecto en zonas con gran escasez de rocas.

Se han restaurado tres albarradas en cultivos abandonados que también sirven de refugio a fauna “menor”, como por ejemplo a los caracoles serranos (Iberus campesinus) endemismo del sureste ibérico.