Se instalan puntos de agua artificiales para la fauna silvestre en varias fincas de la red de custodia del territorio de ACUDE de las sierras de la Almenara y la Carrasquilla.

Resumen:

Se han instalado 19 puntos de agua artificiales para la fauna en varias fincas de la red de custodia del territorio de ACUDE, situadas en las sierras de la Carrasquilla y de la Almenara (Lorca, Región de Murcia), debido la escasez de precipitaciones en primavera, lo que ha provocado que los recursos hídricos naturales disponibles para la fauna sean prácticamente inexistentes.

Summary:

19 artificial water points have been installed for fauna in several estates of ACUDE land stewardship network, located in “Sierra de la Carrasquilla” and “Sierra de la Almenara” in Lorca ( Región de Murcia), due to low rainfall in spring, what caused the practical absence of natural water resources available for wildlife.

____________________

 

Los puntos de agua se han distribuido por varias fincas de la Red de Espacios para la Biodiversidad, la Diversidad Genética y el Paisaje, de ACUDE, para aumentar la disponibilidad de recursos hídricos para la fauna silvestre en época estival, situadas en la ZEPA y el LIC de sierras de la Almenara y de la Carrasquilla.

Esta actuación forma parte de los planes para el fomento y conservación de la Biodiversidad en la red de custodia del territorio de ACUDE, habiendo sido financiada conjuntamente por ACUDE y los propietarios de las fincas.

Estos bebederos, empleados habitualmente en los cotos privados de caza de la zona, están formados por un bidón de material plástico de entre 50 y 100 litros de capacidad y un recipiente de cemento o metal dotado con una boya para regular el caudal.

Los puntos de agua se han repartido por zonas adecuadas para favorecer el acceso de la fauna al recurso y poder ser mantenidos con facilidad. El seguimiento, llenado en función del nivel de agua, y el mantenimiento lo realizan periódicamente los propietarios de las fincas en las que se encuentran instalados. En algunos casos ha sido necesario fijar al suelo los bebederos para evitar los daños producidos por jabalíes (Sus scrofa) que se ha convertido en una plaga en la zona.

Aunque habitualmente los bebederos artificiales se colocan en verano, cuando ya no existe disponibilidad de agua de forma natural, este año ha sido necesario adelantar la acción puesto que las precipitaciones en primavera han sido prácticamente inexistentes en la zona.

Igualmente, como consecuencia de la sequía, se están manteniendo con aportes de agua diez charcas artificiales que, al estar dotadas algunas de ellas con canales para recoger la escorrentía superficial, en condiciones normales de precipitación de años anteriores conservaban agua temporalmente desde otoño a finales de primavera o comienzos del verano.

Estas charcas, como ecosistemas acuáticos, tienen gran interés para la Biodiversidad ya que, además de servir para la reproducción de anfibios, son colonizados por insectos acuáticos y reptiles como la culebra viperina (Natrix maura). Asimismo, especies como el tejón (Meles meles), el lirón careto (Eliomys quercinus), la culebra de escalera (Rhinechis scalaris) o la tortuga mora (Testudo graeca graeca) han sido observadas bebiendo en estos pequeños humedales artificiales. Especies presa como el conejo de monte (Oryctolagus cuniculus), la Perdiz Roja (Alectoris rufa), la Tórtola Europea (Streptopelia turtur), la Paloma Torcaz (Columba palumbus), se benefician de estas acciones que, junto a otras medidas, contribuyen al fomento de sus poblaciones, lo que favorece indirectamente a depredadores amenazados presentes en la zona, como el Águila Perdicera (Aquila fasciata) o el Águila Real (Aquila chrysaetos).

Además en dos de las fincas integradas en la red de custodia del territorio se han adecuado dos puntos de agua naturales para facilitar el acceso a la fauna.

 

DSC 0228_399x600

 

Uno de los bebederos artificiales

 

DSC 0374_600x399

 

Bebedero 

 

DSC 0030_600x399

 

Una de las charcas artificiales

 

Charca finca_2_422x600

 

Otra de las charcas

 

DSC 0447_399x600

 

Canal en un camino para recoger agua de la escorrentía superficial para una charca

 

Tortuga Mora._Foto_Eduardo_Escoriza_2_600x399

 

Tortuga mora, una de las especies que aprovecha los puntos de agua artificiales. Foto Eduardo Escoriza.

 

Tejn. Foto_ACUDE_600x517

 

Tejón. Foto Juan Luis Castanedo.

 

Conejo de_monte._Foto_Eduardo_Escoriza_399x600

 

Conejo de monte. Uno de los usuarios más frecuentes de los puntos de agua artificiales. Foto Eduardo Escoriza.

 

Perdiz Roja._Foto_Eduardo_Escoriza_2_500x333_500x333_500x333

 

Perdiz Roja. Foto Eduardo Escoriza.

 

Lirn careto._Foto_Eduardo_Escoriza_600x399

 

Lirón careto. Foto Eduardo Escoriza.

 

Sapillo Moteado_Pelodytes_punctatus_una_de_las_especies_objeto_de_conservacin._Foto_Eduardo_Escoriza

 

El sapillo moteado (Pelodytes punctatus) se reproduce en las charcas artificiales instaladas den la red de custodia del territorio. Foto Eduardo Escoriza.

 

Sapo comun._Foto_Eduardo_Escoriza_500x333

 

El sapo común (Bufo bufo) también aprovecha las charcas artificiales para la reproducción. Foto Eduardo Escoriza.