Desarrollamos labores de vigilancia en la finca La Alcanara, propiedad del Ayuntamiento de Alhama de Murcia.

Una de las acciones que ACUDE realiza en fincas públicas propiedad de ayuntamientos con las que la organización mantiene convenios (Murcia y Alhama de Murcia) y asociadas por ello a la nuestra red de custodia del territorio, es la vigilancia y el control.

El último Convenio con el Ayuntamiento de Alhama de Murcia se firmó en 2019 con una vigencia de cuatro años, aunque desde 2013 se han ido manteniendo acuerdos con alguna pausa. Incluye tres fincas: La Alcanara, de unas 151,37 hectáreas, Quebrada de Beatriz, de 5,51 Ha, y La Umbría de Carrascoy de 292,26 Ha. Las dos primeras se encuentran en el Espacio Natural Protegido “Saladares del Guadalentín”, incluido en la Red Natura 2000 como ZEPA y LIC, La Umbría de Carrascoy está ubicada en el Parque Regional de Carrascoy y El Valle, cerca de la pedanía de La Costera.

En el marco de este compromiso se han realizado diversas actuaciones como la señalización, las siembras para la fauna, la plantación de especies autóctonas, recogida de reiduos, que están condicionadas a la disponibilidad de fondos, y también las labores de control ya mencionadas que las realiza voluntariado. Para la ejecución de algunas de ellas se ha contado con financiación del propio Ayuntamiento y de la Sociedad de Cazadores Las Cañadas de Alhama, con la que ACUDE tiene firmado un convenio y cuyo presidente Antonio Valero está comprometido con la conservación del territorio, siendo miembro de nuestra asociación con dos fincas situadas igualmente en los Saladares del Guadalentín, no muy lejos de La Alcanara.

Las acciones de vigilancia se realizan a horas o en días en los que la autoridad competente no está de servicio o el número de efectivos es inferior. En La Alcanara y La Quebrada Beatriz, al ser una llanura resulta más fácil, puesto que desde un embalse abandonado existente en la primera se puede abarcar casi todo el territorio con prismáticos, aunque en La Umbría de Carrascoy, de orografía abrupta, se hace más complicada la tarea.

 

Estepa salina en La Alcanara, al fondo la Sierra de las Moreras, en Mazarrón.

 

Una de las señales instaladas por ACUDE y financiadas por la Sociedad de Cazadores Las Cañadas de Alhama

Cartel colocado por la Consejería competente

Embalse agrícola abandonado en La Alcanara

Desde los márgenes elevados del embalse se facilitan las labores de vigilancia. Al fondo el Parque Regional de Sierra Espuña.

Otra vista de La Alcanara

Una de las fincas propiedad del presidente de la Sociead de Cazadores Antonio Valero asociadas a ACUDE

La adecuada señalización es fundamental

Otra de las fincas de la familia Valero Carrasco

Firma del Convenio en 2019 por la Alcaldesa de Alhama Mariola Guevara y la presidenta de ACUDE Pilar Sánchez, en presencia del Concejal de Medio Ambiente Antonio Espinosa y del vicepresidente y secretario de la asociación Juan Luis Castanedo.

La Quebrada de Beatriz

La Umbría de Carrascoy

La Umbría de Carrascoy