Continuamos con la expansión por las pedanías occidentales del municipio de Lorca, cerca del límite con la provincia de Almería.

Los Martínez, finca de veintisiete hectáreas de extensión situada en Zarzalico, es la última incorporación a la red de custodia del territorio de ACUDE.

Su vegetación se halla constituida, principalmente, por matorrales de sustitución de albaida (Anthyllis cytisoides) con romero (Salvia rosmarinus) y tomillo (Thymus sp.), salpicados de ejemplares de pino carrasco (PInus halepensis), carrasca o encina (Quercus rotundifolia), y lentisco (Pistacia lentiscus), entre otras especies. En las vaguadas y zonas más frescas aparecen viejos cultivos de olivo y almendro, así como cañaverales y zarzamoras (Rubus sp.).

De entre la fauna que habita esos parajes destacan los reptiles, algunos tan singulares como la tortuga mora (Testudo graeca graeca) acompañada por lagartos, lagartijas y culebras. Es área de campeo de la culebrera europea (Circaetus gallicus), un águila de tamaño respetable que, como su nombre indica, se alimenta de serpientes aunque también puede depredar sobre lagartos y otras especies. En las ruinas de los cortijos se reproduce la golondrina dáurica (Cecropis daurica), pequeña ave que llega a nuestras latitudes sobre el mes de febrero para abandonarlas durante octubre y pasar los meses de invierno en África, posiblemente al oeste del Sahel, recorriendo miles de kilómetros en su viaje migratorio.

De Zarzalico se han incorporado recientemente a ACUDE, como ya hemos informado en otras entradas de esta web, cinco fincas que suman doscientas setenta hectáreas.

Es un territorio de gran valor medioambiental muy amenazado por la proliferación de macrogranjas porcinas, modelo de desarrollo que consume grandes cantidades de agua en una región de recursos hídricos muy escasos, genera problemas de contaminación, fomenta las plagas, altera el paisaje en zonas con un gran potencial turístico que muchos políticos locales no valoran, perjudica gravemente la calidad de vida de los habitantes de esos territorios y provoca una enorme devaluación acelerada de las propiedades próximas (viviendas y fincas).

En estos tiempos, en los que tanta alusión se hace desde instancias públicas a la “España vaciada”, no entendemos cómo se fomenta la despoblación promoviendo modelos como el de la ganadería industrial que incrementa el abandono del medio rural por sus habitantes y e intensifica la aridez demográfica.

Si a todo ello se le suman las escasas ayudas y servicios para el mantenimiento de un entorno rural, que permanezca en el tiempo, esos territorios constituirán auténticos baldíos sociales y solo serán terrenos abonados para la invasión brutal de actividades promovidas por sectores empresariales sin escrúpulos que arruinan el territorio y expulsan a habitantes, que llevan generaciones configurándolo, para que en la actualidad podamos disfrutar de un entorno en condiciones aceptables.

Curiosamente esa ganadería industrial insostenible y perjudicial para la sociedad rural y el medio ambiente es tolerada e incluso impulsada por algunos ayuntamientos y funcionarios, y fomentada por conocidos “conseguidores” profesionales vinculados a algunas consultoras. Por otra parte, la ausencia de normativa que establezca la distancia mínima a viviendas y a propiedades colindantes agrava la situación actual.

Nuestra organización sufre, en muchos casos, las consecuencias de esa política depredadora del medio rural y natural, ya que se proyectan y aprueban macrogranjas en las inmediaciones de fincas pertenecientes a la red de custodia del territorio.

En ACUDE pensamos que ha llegado el momento en que el Ayuntamiento de Lorca aborde la aprobación de una nueva Ordenanza Municipal que establezca distancias a viviendas y a fincas colindantes, sean cultivos o no, de como mínimo un kilómetro, de las granjas porcinas, excluyendo las explotaciones familiares en la misma propiedad y las legalmente contruidas antes de su entrada en vigor.

Desde aquí pedimos al Ayuntamiento de Lorca que establezca una moratoria en la concesión de licencias y autorizaciones para la construcción de granjas porcinas en las cercanías de viviendas y cortijos, mientras no se aborde la aprobación de una normativa justa al respecto.

 

 

Firma del convenio para la Finca Los Martínez entre nuestra presidenta Pilar Sánchez, el propietario Francisco Rodríguez acompañados de nuestro delegado en la zona José Luis Meseguer.

Tras la firma un buen almuerzo. De izquierda a derecha: Pilar Sánchez, Fina Gázquez, José Luis Meseguer, Francisco Rodríguez y Juan Luis Castanedo.

Finca Los Martínez

Carrascas y zarzamora

Paisaje de Zarzalico y su entorno. Al fondo el emblemático Cabezo de la Jara.

Herbazales en Finca Los Martínez

Cultivos de olivo y almendro

PIlar y Francisco frente a uno de los cortijos de la propiedad

Nido de golondrina dáurica en uno de los cortijos

El Cabezo de la Jara desde el interior

José Luis, Francisco y Juan Luis.

Aspecto de la luna en cuarto menguante a media mañana